Actualidad

SONY MUSIC LANZA LA DISCOGRAFÍA AL COMPLETO EN CASTELLANO DE SERRAT

Fecha 03.01.2019

Tras el lanzamiento de su obra -12 discos- en catalán, Sony Music edita ahora los 20 títulos completos en castellano de Joan Manuel Serrat. Una caja con un libro comentado sobre toda su discografía, con 230 páginas, ilustran la edición que recupera sus álbumes en formato de cd y vinilo.

Desde que en 1969 lanzara su primer disco en español, bajo el título de Joan Manuel Serrat, hasta 2010 cuando publicó su segundo trabajo dedicado a Miguel Hernández –Hijo de la luz y de la sombra-, el legado de este artista mayúsculo ha adquirido la categoría de leyenda. Tras sus comienzos como representante de la Nova Canço catalana, Serrat comprendió que debía ampliar sus fronteras más allá de una sola lengua. Durante toda su carrera ha alternado las dos, fiel a sus orígenes. Pero la que le ha convertido en un referente global entre España y América, ha sido sobre todo su trabajo en castellano.

La intensa relación de sus letras con poetas de referencia se produjo desde el principio. Su segundo disco es el dedicado a Antonio Machado, el cuarto es la primera entrega de Miguel Hernández, a la que seguiría en 1985 la que compuso junto a Mario Benedetti, El sur también existe. Toda una señal de compromiso con América Latina.

Pero el punto de inflexión más grande de su trayectoria se produce muy al comienzo, con Mediterráneo. Fue en 1971 y se convirtió en una obra maestra absoluta de la canción popular –y de la poesía, podríamos decir-, que actualmente rememora en su gira más reciente, Mediterráneo da capo. La más que fructífera década de los setenta, donde se asienta y se consagra como autor de masas, incluye, además de los discos citados, otras obras de referencia como Joan Manuel Serrat, de nuevo un disco con su nombre aparecido en 1974, y también …para piel de manzana o 1978.

Con todos esos trabajos, Serrat se ha convertido en un referente de la música popular, atento en igual medida a las raíces de la copla, el flamenco y la zarzuela, como a los ecos de la canción francesa, italiana y latinoamericana, sus principales influencias. También en un símbolo de la lucha antifranquista, que lo mantuvo vetado en los medios de comunicación públicos, hasta que en 1981 publica otra de sus obras fundamentales, En tránsito. Le siguen Cada loco con su tema, un Serrat en directo, El sur también existe y Bienaventurados.

Los noventa aportan nuevos aires a su sonido, su estilo y su carrera. Tras su intensa colaboración musical con Ricard Miralles, que data de los primeros discos, ambos se dan un descanso hasta retomar el trabajo en Versos en la boca (2002). Serrat trabaja desde aquí mano a mano con Josep Mas Kitflus, junto a quien había empezado a colaborar en el disco 1978. De esta etapa surgen Utopía, Nadie es perfecto, Sombras de la china y Tarres/Serrat-Cansiones, su hondo homenaje a la música latina.

Es también el disco con el que inaugura el siglo XXI, muy consciente de su talla global entre las dos orillas, con América como referencia fundamental en su carrera. La década se completa con Versos en la boca, su Serrat sinfónico e Hijo de la luz y de la sombra, hasta ahora su último disco.

La esmerada edición de toda su obra –supervisada a conciencia por el autor- incluye un libro comentado con su álbum personal de fotos y textos de Jesús Ruiz Mantilla, escritor y periodista del diario El País. En él se ofrece un repaso completo a su discografía bajo el título de Del Mediterráneo al Pacífico: un cancionero global en castellano.

 

Leer más: