Avatar de Usuario
Toni
Serratiano master del universo nivel 1
Mensajes: 5763
Registrado: Sab Ene 13, 2007 9:49 pm
Contactar: Sitio web

REVISTA RETRUCO 1882 PERU

Mar Ene 30, 2007 6:51 pm

Ahora le toca el turno a Peru.Toni


REVISTA RETRUCO 1882 PERU




El poeta catalán habla en esta oportunidad de su gira por Latinoamérica, los proyectos para 1982, la situación de su país después de la muerte de Franco, y además:

• Machado, Hernández y León Felipe, el sentimiento político.

• La nueva canción catalana, de la burguesía a la izquierda nacional.

• La protesta, un compromiso con la realidad.



JOAN MANUEL SERRAT ENTRE UNA ESPAÑA QUE MUERE Y OTRA ESPAÑA QUE BOSTEZA

—En tus canciones se pueden separar tanto las letras como la melodía, lo cual es un rasgo positivo para un compositor. ¿Cómo se dio este proceso de la poesía y la música? ¿Recuerdas el momento en que comenzaste a componer?

—No sabría decirte. El mecanismo que yo sigo para trabajar una canción no es nunca el mismo y quizás lo único que podría servir para explicarlo es que funciona a partir de una frase, una frase que puede ser literaria o musical. A partir de ahí se incorpora lo contrario, es decir, una con la otra como en una trenza; sigo el desarrollo de ambas, las termino, les doy la vuelta, las sacudo, las lavo y normalmente acabo tirándolas y empiezo a partir de esto, de otra manera. Siempre y nunca he funcionado así, porque no hay un mecanismo similar para todas las canciones; así como no hay un lugar ni una hora determinada. Mi rigor consiste en escribir cada día pero sin tener un horario para hacerlo.

—Las opciones literarias que te planteaste —Antonio Machado, Miguel Hernández, León Felipe—, ¿representaron una opción política para tí?

—Hay naturalmente un nexo sentimental profundo de una poesía que se integra en los problemas de su país y que los vive no desde una torre de marfil, ¿verdad?, sino desde su gente, de la gente del pueblo. Esto crea una sensibilidad especial hacia el hombre.

—¿Y tus contactos literarios se dieron en ambas lenguas —catalana y castellana—? ¿Hubo algún vinculo artístico con la generación del cincuenta, la llamada generación social de poetas —Goytisolo, Angel González, Angel Crespo, Jaime Gil de Biedma, etc.?

—Con unos más que con otros, naturalmente. Fíjate que en Barcelona se produce una generación de poetas como Goytisolo, Gil de Biedma, por ejemplo, que son catalanes de nacimiento y que escriben también en castellano. Ahora que no sé si Gil de Biedma sea filipino, pero no, creo que es catalán, y pienso en Pedro Gimferrer; es un grupo de poetas a los que llego más tarde. Y descubro quizás al poeta más importante en lengua catalana, valenciano, que se llama Andrés Estellet. Me refiero a los poetas de cincuenta años. Y yo lo descubro hace un par de años. Cuando uno habla de las dificultades por las que ha atravesado la cultura catalana es cierto, pues no existe ese nivel de información que seria adecuado; hay lagunas graves, con mucha represión durante la época franquista.

—¿Es por eso que en tu obra hay una predilección por un tipo de España, la medieval y cerrada de costumbres, a la que permanentemente aludes de manera satírica, hiriente?

—Claro, pero esto lo hace todo el mundo que escribe, desde Gil de Biedma, González, Pepe Caballero Bonald, ¿no? Machado no hace más que satirizar, evidentemente...

—Pero en tí parece una obsesión, en la que se puede notar la presencia del campo y de la urbe...

—Sí, es cierto, y creo que en estos momentos estoy más cerca de la urbe que del campo, aunque ahora vivo, en el campo. Es que hay el descubrimiento de una verdad y es que soy un animal urbano: toda mi información básica viene de la ciudad, pese a que mis conocimientos fundamentales pertenecen al campo y además estudié agronomía. Pero hay esa ansiedad por el campo y el mar, ansiedad que no hace más que poner en evidencia mi vinculo con la ciudad.

—¿Y de dónde viene esa ansiedad?

—Creo que está ligada a una necesidad de respirar, de espacios abiertos, de búsqueda de lo sencillo...

En principio no tenía otra ambición que la defensa de la ecología, pero esta defensa representa además otra cosa, ¿verdad?, y el lenguaje utilizado lo confirma.

—En la década del sesenta hay una especie de pacto entre los cantantes de lengua catalana para cantar sólo en catalán...

—Bueno, eso fue de otra manera. Yo creo que no había realmente unos compositores catalanes que hicieran canciones en catalán. Alrededor de los años sesenta se produce en Barcelona un movimiento de la propia burguesía catalana para recuperar una "canción" popular cantada en catalán, truncada después del triunfo del fascismo. A partir de ahí, empieza lo que se denomina la nueva canción, que aparece como la búsqueda de la bella canción; pero hay otra vertiente, la música más popular, por llamarla de alguna manera, más cerca de lo juglaresco, lo que también se podría llamar la trova. Ahí nos vamos incorporando varios cantantes, mientras otros funcionan por su cuenta. Cuando digo que comienza como un movimiento burgués no es peyorativo, no, al contrario, la burguesía catalana ha sido la generadora de varios movimientos culturales, con mucha inquietud. Y mirando a Francia, porque París siempre ha sido la capital de Barcelona... Esto de la nueva canción, que empieza como un movimiento burgués con cuatro amigos sensibilizados y politizados, sobre todo politizados con un sentimiento de izquierda nacionalista con todos sus espectros, explota en la gente, que reconoce en la calle sus canciones y de alguna manera es la productora de esas canciones. La prueba evidente de esto es que de todos los que arrancamos hace dieciséis años o más, varios —unos siete— seguimos como profesionales.



—¿Y cómo cambió el panorama político de Cataluña con la muerte de Franco?

—Los cambios formales son evidentes. Es un proceso de avance y retroceso continuo en todas las cosas. En este momento, hay cambios graves en cuanto al retroceso de las instituciones llamadas democráticas, lo cual hace sospechar mucho en torno a un endurecimiento de la situación. En lo que respecta al fondo, los cambios son menos notables... Cataluña tiene una cierta autonomía, pero aún no recupera sus instituciones para ejercer sus funciones ampliamente; por ejemplo, un Parlamento que disponga lo económico de acuerdo a su propio juicio. Lo mismo ocurre con los vascos, los gallegos y otras nacionalidades, entre ellas, Castilla... Cataluña existe desde la Edad Media, con una gran cultura, una tradición, un idioma y una identidad como nación que desaparece en el año 1714 en la guerra de Secesión contra las tropas francesas y castellanas de Felipe V, así como Portugal gana su nacionalidad en condiciones más o menos similares...

—¿Qué planes tiene actualmente?

—Como proyectos personales, luego de esta gira, pues, sentarme y analizar lo que he hecho y lo que haré. Quisiera escribir, terminar cosas que tengo a medias y llevar adelante otras que necesitan un tiempo y un descanso.

—En tus canciones de amor hay por lo general una especie de mundos paralelos que nunca llegan a encontrarse, las personas que se aman o se amaron jamás pueden hallarse. ¿Qué opinas de esto?

—No lo sé. Las canciones nacen de distintas circunstancias. En Penélope, por ejemplo, pues yo no me creo la historia esa del señor que volvió después de muchos años y aquella señora que se la pasaba hilando y deshilando, ya que lo más normal es que al encontrarse de nuevo no se conocieran o mejor dicho reconocieran, ¿verdad?

—¿Empezaste cantando en catalán?

—Yo empiezo a escribir en castellano desde siempre. Lo que ocurre es que me integro al movimiento de la nueva canción y canto en catalán y en un determinado momento decido cantar en castellano. Eso fue más o menos por el año 1967 o un par de años más tarde. Pero acá no hay un motivo particular, salvo ser fiel a lo que he sido siempre ¿no?, a lo que soy, con todos los riesgos que implicaba que me entendieran mis compañeros de generación. Fue una respuesta a quién era yo y de dónde venía y lo que era mi procedencia: charnego, es decir, hijo de catalán y no catalana. Mi educación ha sido siempre bilingüe. No hago otra cosa que responder a lo que he hecho toda la vida. Y creo que esto es perfectamente compatible con mi profundo sentimiento como catalán, como hombre que vive en Cataluña y trabaja y siente en Cataluña.

—A tí se te identifica como un símbolo de protesta contra las dictaduras...

—Yo voy por la vía de cantante. Pero como cualquier otro ciudadano, aparte de mi profesión, tengo una relación social, vivo en una sociedad y esta sociedad es mi caldo de cultivo. Aquí estoy comprometido realmente; a mí me preguntan cosas y yo contesto, pues, y normalmente el opinar tiene esas consecuencias. Para unos señores eres una cosa y para otros otra. Mis canciones son lo que sé escribir. Aquello de la canción protesta es, primero, un término americano que se ajusta a un problema que tuvieron los americanos con la guerra del Vietnam y un tipo de gente que hace una música determinada que se llamó protest song; este término, en segundo lugar, se comienza a aplicar a todo, ¿no? Pero Violeta Parra la hacía mucho tiempo antes de que se inventara el término. La canción popular es esto. Francois Villon la hacía en el siglo XV...

(Agradecemos la colaboración de Jorge Boccanera y de la revista Marka)
-Ser,sentirse y cantar en Catalán,es tan natural como que las uñas crezcan.J.M.Serrat.-
Ser,sentir-se i cantar en Catalá,es tan natural com que las ungles creixin.J.M.Serrat
Videos http://www.youtube.com/user/badi1952

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Mar Ene 30, 2007 7:00 pm

Se que soy pesada pero quien la sigue la consigue....¿el turno de España, por favor?

Luisa
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Avatar de Usuario
Toni
Serratiano master del universo nivel 1
Mensajes: 5763
Registrado: Sab Ene 13, 2007 9:49 pm
Contactar: Sitio web

Más cosas...Un catalán del mundo

Mar Ene 30, 2007 7:05 pm

Luisa no seas imapciente,tengo que buscar y en cuanto lo encuentre lo envio de momento ahi va otra de buena.Toni

Un catalán del mundo
De gira por la Argentina, el cantautor habla de su relación con la Argentina y del cáncer de vejiga que padeció a fines de 2004, explica las razones de su preferencia por el gobierno socialista español, avizora el futuro de la Cuba postcastrista y cuenta por qué grabó otro disco en su lengua natal. Sobre ETA asegura que rompió la ilusión de muchos.
Por Alejandro Lingenti
28.01.2007

“Estoy más cerca de un gobierno que legaliza el aborto y el matrimonio homosexual y no está a favor de la guerra en Irak.”

Foto: Juan Obregon



Joan Manuel Serrat no para. Hace apenas dos años (a fines de 2004) fue sorprendido por una mala noticia: el diagnóstico de un cáncer de vejiga que lo obligó a someterse a una operación y a detener transitoriamente la gira “Serrat Sinfónico”, en el marco de la cual ya había dado unos 80 conciertos a lo largo de un año. Pero la capacidad de recuperación del catalán, que tiene hoy 63 años, fue realmente notable. Y un tiempo después estaba otra vez en carrera, en contacto con su público de siempre. En 2005 dio recitales en España, Colombia, México, Chile, Uruguay y la Argentina, un país con el que tiene una relación de larga data y muy especial: “Me cuesta explicar algo que es tan natural. Está suficientemente claro, creo. Son muchos años de relación, muchos años en los que hicimos cosas juntos y hemos creado un vínculo de gran consistencia e intimidad. No sólo no me siento extranjero en Argentina: me siento tan querido y respetado como para considerarme parte de esta comunidad”, dice un Serrat distendido y muy atento en su entrevista con PERFIL, el día posterior a su excelente primer show en Buenos Aires, parte de la gira “100 x 100 Serrat” que continuará por Mar del Plata, Puerto Madryn, Neuquén, Córdoba, Santa Fe, La Plata, Olavarría, Asunción, Montevideo y Lima (en febrero, además, habrá otros cuatro conciertos en el Gran Rex porteño). La nota durará sólo media hora, unos minutos más de lo pautado originalmente (en este paso por Buenos Aires, Serrat prefirió dar pocas entrevistas y dedicarse a descansar y visitar amigos), pero el clima será de extrema cordialidad y hasta habrá lugar para algunas humoradas (ver recuadro). El repertorio elegido para las presentaciones del tour incluye algunos temas de su último disco, Mo (cantados en catalán, son realmente muy bonitos), pero se hace fuerte con la aparición de los clásicos inoxidables del Nano: Penélope, Lucía, Cantares, Pueblo blanco, Para la libertad, interpretados con un acompañamiento sencillo, de piano (gran labor de Ricardo Miralles) y guitarra (el propio Serrat). “Tenía que acercar las canciones de Mo a la gente, explicarle de qué se trata cada una, porque si alguien escucha un idioma que no entiende, puede sentir una distancia muy grande. Esto implicó un gran trabajo, que no tiene por qué notarse, pero que está hecho. Es más, creo que la gente no lo nota porque está bien hecho”, señala Serrat.
Es un momento político especial en España, luego del resurgimiento de la violencia de la ETA. ¿En ese marco, la reafirmación de su identidad catalana cobra algún sentido especial?
Grabar en catalán es un gesto personal, claro. Grabar para un mercado de seis millones cuando se puede llegar a uno de cuatrocientos, el del idioma español, es una decisión. Sobre todo si se graba un disco con los mismos costos y con la misma intensidad. Evidentemente, hay una razón de peso. Y esa razón es simple: que soy catalán. Por pequeño que sea mi mercado, por poca difusión que pueda tener, mi obligación es trabajar igual que todos los que nos sentimos parte de esta colectividad para mantenerla viva. Creo que el autonomismo es una consecuencia del derecho histórico del pueblo catalán a su autodeterminació n. No necesariamente uno graba en catalán porque se esté debatiendo un estatuto de autonomía nuevo. El estatuto que está en vigencia seguramente cambiará en breve, porque hay temas pendientes. Pero cuando todo esto esté superado, aunque no haya que discutir más estatutos, la gente seguirá escribiendo en catalán. Y si los colores tuvieran idiomas, habría gente que pintaría en catalán. Para nosotros es tan natural como el crecimiento de las uñas. .

—¿Qué opina hoy del problema vasco?
—Es un gran problema, sobre todo para los vascos, que viven una situación muy complicada porque hay violencia, muertos... Es una situación grave que ha pasado por un momento de relativa calma, pero ETA ha dinamitado este camino. Y lo hizo no sólo en contra de la opinión mayoritaria de españoles, castellanos, catalanes, gallegos y andaluces, sino en contra de su propia clientela. Había mucha gente ilusionada con el fin de la violencia, que es el único camino lógico.
—¿Se siente más cómodo con Zapatero que con Aznar?
—Me siento más partícipe. Estoy más cerca de un gobierno que legaliza el aborto y el matrimonio homosexual, que mejora las condiciones de la sanidad, que trata anualmente de mejorar las condiciones de vida de los menos favorecidos, que no está a favor de la guerra en Irak, que no cree en un invento como la guerra preventiva, que cuida el medio ambiente y que tiene un visión más a mediano plazo de la historia. Podría darte más argumentos, pero la gente tiene derecho a tomarse un descanso los domingos, y este diario sale los domingos (risas).
—Hablemos, de todos modos, algo más de política: ¿cómo cree que será la Cuba post Fidel Castro?
—Fidel es una figura muy fuerte y su sombra es alargada. No creo que haya dos Cubas, una fidelista y otra no fidelista. Creo que hay un espectro muy amplio y que a fin de cuentas ese espectro muy amplio de cubanos tiene mucho que decir. Hay un país consolidado en algunas cosas que podría aprovecharse y un país nuevo que surgirá a medida que entre dinero allí. Un país que puede progresar civilmente, democráticamente, donde la pluralidad sea respetada y donde la revancha esté abolida. Cada cubano hablará de una forma distinta, claro. Lo que me parece evidente es que Cuba tuvo distintas épocas y que no es posible equiparar a la Cuba revolucionaria, la que cambia la estructura social del país, la que promueve la enseñanza y la medicina, con la Cuba dependiente de la Unión Soviética y con la Cuba que más tarde empieza a abrirse al turismo y que vislumbra otra forma de sustento económico. Cuba puede salvarse por los cubanos, hombres de mucho orgullo por su tierra. Confío en que ellos encuentren un camino en común. Sería bueno que lo puedan hacer con la menor cantidad de interferencias posible, que los poderosos se quedaran en sus casas y dejaran a la gente de a pie entenderse. Pero hay demasiado azúcar allí como para que las cosas vayan como sería deseable.
—Por último, algo más personal. ¿Se siente totalmente recuperado luego de la dificultad de salud que tuvo?
—No tuve una dificultad, tuve un cáncer en la vejiga, no tomo prevenciones para decirlo. Una dificultad de salud es un resfriado. Cuando me lo dijeron, tardé unos segundos en darme cuenta de que esto es un accidente de la vida que puede ocurrirle a cualquiera. Uno no es un desgraciado porque le pasen estas cosas, cada quien lleva sus historias a cuestas y lo único importante en estos casos no es la gravedad de lo que tienes, sino cómo lo enfrentas. Lo tienes que hacer tú, pero teniendo en cuenta lo que tienes alrededor. Para que tu mujer, tus hijos y tus amigos te respondan, tienes que llevarlo de la manera menos dolorosa para ellos, jodiéndolos lo menos posible, porque así ellos te devuelven alivio.


Los años de un seductor

Serrat no escapó a ningún tema durante la entrevista con Perfil, realizada en una coqueta sala del hotel céntrico donde se hospedó durante su estadía porteña. Pero prefirió apelar al humor cuando tuvo que responder por la notoria pasión que genera en la platea femenina, algo evidente cada vez que se presenta en un escenario argentino, al menos.
—¿Se considera un seductor?
—¿Un qué? La verdad es que yo... (sonríe).
—Ya no está para esos trotes...
—Hombre... Hago poco y discreto, digamos (más risas). Es un tema en el que prefiero no ahondar.
—¿Le trae problemas?
—Puede haber malas interpretaciones. Uno dice algo por coquetería y es interpretado al pie de la letra, y eso puede traer problemas.
—¿De joven fue un picaflor?
—Bueno, diría que es un tema que siempre me interesó mucho, lo que me ha llevado a investigar.
—¿Y obtuvo respuestas?
—A veces fueron algo contradictorias, eh. Pero ese es el encanto. No hay un manual: el mundo de las sensaciones y las relaciones está lleno de imprevistos
-Ser,sentirse y cantar en Catalán,es tan natural como que las uñas crezcan.J.M.Serrat.-
Ser,sentir-se i cantar en Catalá,es tan natural com que las ungles creixin.J.M.Serrat
Videos http://www.youtube.com/user/badi1952

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Mar Ene 30, 2007 7:09 pm

Eso quisiera yo, Toni, no ser impaciente.... :x

Luisa
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Volver a “Serrat para Todos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados