dolores
Serratiano Master
Mensajes: 1113
Registrado: Sab Ene 13, 2007 10:17 pm
Ubicación: Barcelona

Re: Miguel Hernández

Jue Ene 08, 2009 9:22 pm

Me alegro de haber podido compartirlo con todos, aunque tal vez debería ponerlo un poco más grande.

Si alguien tiene algún problema para leerlo que me lo diga mediante un "mp" y le mandaré a su correo el texto tal cual lo escaneé, no puede hacerse más grande al clicar en los textos porque disminuí su tamaño para poder ponerlo en el foro.

Un abrazo
Mª Dolores
Decir amigo, es decir ternura.

Avatar de Usuario
Toni
Serratiano master del universo nivel 1
Mensajes: 5752
Registrado: Sab Ene 13, 2007 9:49 pm
Contactar: Sitio web

Re: Miguel Hernández

Jue Ene 08, 2009 9:33 pm

dolores escribió:Me alegro de haber podido compartirlo con todos, aunque tal vez debería ponerlo un poco más grande.

Si alguien tiene algún problema para leerlo que me lo diga mediante un "mp" y le mandaré a su correo el texto tal cual lo escaneé, no puede hacerse más grande al clicar en los textos porque disminuí su tamaño para poder ponerlo en el foro.

Un abrazo
Mª Dolores
Dolores, cuando puedas, me lo envias a mi correo de Yahoo, muchas gracias.Toni
-Ser,sentirse y cantar en Catalán,es tan natural como que las uñas crezcan.J.M.Serrat.-
Ser,sentir-se i cantar en Catalá,es tan natural com que las ungles creixin.J.M.Serrat
Videos http://www.youtube.com/user/badi1952

dolores
Serratiano Master
Mensajes: 1113
Registrado: Sab Ene 13, 2007 10:17 pm
Ubicación: Barcelona

Re: Miguel Hernández

Jue Ene 08, 2009 11:54 pm

Toni no tengo tu dirección de yahoo.

Ya me la darás por mp.

Un abrazo
Mª Dolores
Decir amigo, es decir ternura.

Avatar de Usuario
Rosa
Serratiano benjamín
Mensajes: 204
Registrado: Jue Ene 11, 2007 10:36 pm
Ubicación: Málaga

Re: Miguel Hernández

Sab Ene 10, 2009 11:07 am

Rosa.

ani
Serratiano junior
Mensajes: 52
Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:33 pm

Re: Miguel Hernández

Sab Ene 10, 2009 5:17 pm

Querida Rosa ,como siempre tus aportes son geniales.,estoy muy emocionada luego de ver a la viuda de Miguel Hernandez ,hacia rato no leia nada tuyo malagueña se te extraña.Un fuerte cariño desde esta lejana Buenos Aires.Ana Maria

Avatar de Usuario
Rosa
Serratiano benjamín
Mensajes: 204
Registrado: Jue Ene 11, 2007 10:36 pm
Ubicación: Málaga

Re: Miguel Hernández

Lun Ene 12, 2009 9:52 am

Gracias amiga, yo también estoy siempre con vosotros en este y, sobre todo, en los demás espacios de encuentro donde nos hayamos... es que estoy "mu callaíta úrtimamente", como diría un andaluz, pero disfruto... disfruto. ¡Qué raros son los cuarenta! 8) El Noi bien, pero... detrás hay un ancho mar, por fortuna.

Besos y felíz año a todos.
Rosa.

Rosario
Serratiano novel
Mensajes: 39
Registrado: Vie Ene 12, 2007 2:36 pm
Ubicación: Montevideo

Re: Miguel Hernández

Lun Ene 12, 2009 12:36 pm

Rosa, al fin he podido ingresar al foro para agradecerte me has emocionado mucho con estos aportes.
Gracias, como siempre es un gusto leer tus mensajes y comentarios, aunque ultimamente estés "mu callaita" :wink:
Rosario
Es caprichoso el azar

Avatar de Usuario
Juan Lauro
Serratiano Master
Mensajes: 1451
Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:03 pm
Ubicación: Monterrey

Re: Miguel Hernández

Lun Ene 12, 2009 12:40 pm

Guatemala, lunes 12 de enero de 2009

Miguel Hernández y Serrat desde un iPod enamorado

Es escuchar a los amantes que se aman con el mundo.

Por: Marcela Gereda

“Con tres heridas viene: la de la vida, la del amor, la de la muerte”. ¿Existe una mejor descripción de quién y qué es el ser humano y su rastro por el mundo? Quizá sí. Pero no tan precisa. Así comienza el año: bajo un cielo estrellado e infinito. Frente al mar, su espuma, su oleaje. Una luna exacta, un cielo azulado. En mis manos un iPod –regalo de mi hermana–.
Dentro del mínimo y liviano aparatito toda la música que ha cantado Serrat. Acaso esta justa expresión de la globalización me lleva a soñar esta noche.

Me alejo del cuestionamiento del iPod como símbolo de aislamiento de la juventud. Entonces me entrego de lleno a la oscuridad de la noche. Al brillo de las estrellas y al disco en el que Serrat canta a Miguel Hernández. Siempre con el riesgo de salir ardida. Más chamuscada que con la insolación del sol de mediodía.

Comienza el vuelo: no hay centro, no hay arriba ni abajo. Floto entre un piano enamorado. La poseía de Miguel Hernández me aleja del mundo y su hastío, y sin embargo me devuelve a él.
La poesía me aloja en sus brazos. El mundo parece estar cada vez más lejano y sin embargo lo contiene todo, porque la poesía incorpora la totalidad del mundo porque es creada desde ella.
Los niños de Gaza desde aquí parecen felices y sin heridas. No hay más balas en esta poesía que las de la palabra desnuda.

Aquí con el amor de la palabra se conjura la brutalidad humana. Las canciones me devuelven la risa, me acercan al color de la vida al escuchar: “Para la libertad siento más corazones que arenas en mi pecho”, recuerdo entonces eso que dijo Serrat al recibir el doctorado en Honoris Causa en la Universidad Complutense de Madrid: “Reivindico la libertad y la justicia como algo único pues no hay libertad sin justicia, ni justicia sin libertad”.

Escuchar la poesía de Hernández en Serrat no es escuchar a dos voces. Es escuchar la voz de la humanidad. Es escuchar a los amantes que se aman con el mundo. Es escuchar la pasión del amor. De la vida y de la muerte descansando sobre el mismo suelo, haciéndose un todo logrado como el mar disolviéndose sobre la arena.

Dice Serrat: “Los argumentos de mis canciones están en mí, pero también están alrededor de mí. Son lo que yo siento, pero también son lo que me cuentan los demás. Son lo que yo soy, pero también lo que me gustaría ser. Son mi realidad, pero también mi fantasía”.

Comienzo un nuevo ciclo adivinando constelaciones, escuchando el suave oleaje de la costa. Adivinando sus mareas, sospechando corrientes y menguantes. Contando y cantando estrellas fugaces: “Menos tu vientre, todo es confuso”.

Bajo mis estrellas, sobre mi arena y en el umbral de mi poesía: “Pena con pena y pena desayuno, pena es mi paz y pena mi batalla”. Por El niño yuntero: “Empieza a sentir y siente la vida como una guerra, y a dar fatigosamente en los huesos de la tierra. Contar sus años no sabe y ya sabe que el sudor es una corona de sal para el labrador… me duele este niño hambriento…
¿Quién salvará a este chiquillo menor que un grano de avena?, ¿de dónde saldrá el martillo verdugo de esta cadena?. Que salga del corazón de los hombres jornaleros, que antes de ser hombres son y han sido niños yunteros”.

Van las lágrimas del mundo yuntero. De un mundo desbocado. De la miseria y de las injusticias. Del hambre y la ignorancia. Con ese dolor también viene la fuerza inmensa a través de la música. Por medio de la poesía de soñar futuros diferentes, con relaciones más justas.
Soñar que los que pescan en estas playas puedan escribir, pensarse y pensar el mundo que les envuelve. Explicar el mar que les salpica. Y la luna que les ilumina. Sueño que sueño un sueño como este y me voy alejando. La muerte se instala por un momento entre mi respiración y la vía láctea. Llega por mí la vida. Y de pronto todo parece disolverse en polvo. Me salva la poesía. Me salva la música, con esta arma inmortal sobre el mar descansa el mundo y cada hombre, cada mujer, cada niño tiene entre sus manos su vida. Su sueño. Mi utopía: el niño sobre una tierra que “inunde de paz y panes su frente”.
"En esta vida lo importante no es lo que te ocurre sino cómo lo afrontas" JMS

silvia
Serratiano benjamín
Mensajes: 300
Registrado: Jue Ene 11, 2007 10:29 pm
Ubicación: Bs.As. - Argentina

Re: Miguel Hernández

Lun Ene 12, 2009 7:10 pm

Gracias Rosa !! no conocía esos videos y como siempre la vida de Miguel Hernández me emociona, me llena de pena, me acongoja ... y éste un poco más al escuchar los relatos de su compañera de desventuras. Y siempre termino queriéndolo un poco más si cabe.

Saludos.

Avatar de Usuario
Pere Mas i Pascual
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 10840
Registrado: Vie Ene 19, 2007 7:33 pm
Ubicación: Sentmenat (Barcelona)
Contactar: Sitio web

Re: Miguel Hernández

Dom Ene 18, 2009 11:42 am

Gentileza de Mª Dolores, creo que ahora si se puede leer bien este prologo.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Re: Miguel Hernández

Dom Ene 18, 2009 7:10 pm

Es una lástima que aquí no hayan venido los libros, espero que antes o después esas ediciones nos lleguen como pasó con los CDs de Serrat personal.
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Avatar de Usuario
Jaumequalsevol
Serratiano Master
Mensajes: 1853
Registrado: Mié May 30, 2007 9:10 pm
Ubicación: Cervelló (Barcelona)

Re: Miguel Hernández

Dom Ene 18, 2009 8:06 pm

Luisa escribió:Es una lástima que aquí no hayan venido los libros, espero que antes o después esas ediciones nos lleguen como pasó con los CDs de Serrat personal.
¿Cómo que no ? ¿EL PAÍS no se publica en Sevilla? :shock: :shock: :shock:
Saludos,

Jaume

Vídeos cortos (canciones) : https://www.youtube.com/user/jaumequalsevol
Vídeos largos (recitales, programas varios, ...) https://www.youtube.com/channel/UC9_-nm ... PnSstFQu3A

Ja no vull allistar-me sota de cap bandera...

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Re: Miguel Hernández

Dom Ene 18, 2009 9:25 pm

Sí, Jaume, pero viene sin la colección de libros, a lo mejor es solo para Cataluña y puede que sí o puede que no, alguna vez venga esa colección a Andalucia.
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Avatar de Usuario
Juan Lauro
Serratiano Master
Mensajes: 1451
Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:03 pm
Ubicación: Monterrey

Re: Miguel Hernández

Vie Ene 23, 2009 1:32 pm

Miguel Hernández y Serrat: Tragos de vida, amor y muerte

Rafael Gutiérrez Esquivel*



Debo decir que un día aprendí una hermosa e inédita manera de gozar poesía escuchándola musicalmente. De ese lírico aprendizaje, hace muchos años. No creía, en ese entonces, que tan preciosa carga de nube, así de tan frágil y resbaladiza la sentía yo, se pudiese transportar en la mundana guitarra de un pálido y endeble cantante popular. Como todas aquellas cosas que atañen al hombre y su trascendencia, la poesía debía ser, a toda costa, devotamente respetada. Y eran los poetas, sin duda, los fieles guardianes quienes debían velar heroicamente por su custodia. Por lo tanto, la poesía, en boca de un cantante de presencia radial, no era sino un irrespetuoso producto de la sociedad de consumo. Sin embargo, poco a poco a medida que abría más las orejas del alma, comprendí que ese músico sonando allí en el girante acetato, no era un músico común y corriente. Y más aún: demostraba sin duda conocer, como un sagaz juglar medieval, el oficio de las sonoridades del verso.
El disco que sonaba era Miguel Hernández y el hombre que cantaba era Joan Manuel Serrat.
Ambos, el poeta y el músico, me eran parcialmente desconocidos. Ambas, la poesía y la música –ardua y sombría la del pastor de Orihuela- no terminaban de cuajar en mi desconcertado tímpano.
Algo empero era claro: estaba en presencia de un disco extraño, una asombrosa isla en medio del bullicioso continente de la música rock.
Pronto la densa tristeza de la melodía, la desgarrada angustia de los versos me fueron golpeando y dejándome casi a orillas de la lágrima. Creo, no estoy seguro, haber permanecido en una especie de sonambulismo lúcido.
Y me puse a analizar, más bien a reflexionar, verso por verso. Elegía a Ramón Sijé me pareció, y me sigue pareciendo, una de las elegías más trágicamente bellas de la poesía española. Asimismo una verdadera obra maestra en boca de Serrat. En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo, Ramón Sijé, con quien tanto quería, rezan los primeros tristes versos de esta singular canción.
Y a medida que avanza en su dolor corcoveante, en su melancolía detenida a pausas entre estrofa y estrofa, a uno se le van reventando cosas por dentro, a uno se le viene de pronto encima el fantasma de la guerra y su morado color sangriento. Y uno piensa, sin quererlo, en tanto amigo y hermano muerto, en tantos poetas desgajados por ese hachazos invisible y homicida.
Más tarde, cuando con otras herramientas más sólidas y menos terrenales, accedí a la vida y obra hernandiana, comprendí cabalmente el tamaño del dolor, la extensión de la herida del poeta por la muerte del compañero del alma. (Y es que una buena parte de la obra poética de Hernández no es explicable sino en razón de esa presencia fraterna y orientadora que constituyó Ramón Sijé). Debo decir que no pocos esfuerzos me costó –en ese entonces- develar y asimilar un universo de tanta complejidad metafórica. Serrat sin embargo, dándome esta poesía en un envoltorio musical rico y sugerente, conciso y variado contribuía sin duda a aligerarme la carga. Su timbre ibérico, su diestro manejo de la voz, demostrado con armoniosa soltura en este disco sumamente difícil y ambicioso, su sincera y profunda comunión con el poeta y su tragedia, los arreglos orquestales y su virtuosa ejecución, en fin, todo ello hacían de ésta una obra, repito, sumamente inusitada en el panorama artístico de la época. (Recuerdo asimismo haber hecho otro invaluable descubrimiento: Alberto Cortez. El había estado junto con Serrat, a cargo de una parte de los arreglos musicales).
Menos tu vientre, otra de las canciones o poemas me conmovió por su esperanzado aliento erótico. Su fino inicial rasgueo de guitarra acústica y los solidarios versos apareándose en franca complementación dan un ejemplo de cómo, en manos del verdadero artista, la sencillez temática y musical, adquieren y asumen una dimensión distinta. Esta pieza, al igual que Canción última, con su agónica y suplicante exclamación final, con su sobria flauta alejándose amargamente, enternece y golpea por su hondo drama humano. Transmite lo que quieren transmitir. El sentimiento de sedante amparo que emana y brota de la calidez carnal, de la frutal ternura de la mujer amada cuando todo, allá afuera, es oscuro, inseguro, fugaz, pasado, baldío y turbio, cuando el odio se amortigua detrás de la ventana.
Acaso la pieza de mayor desaliento y amargura: Umbrío por la pena. Acaso porque la escuché en una etapa muy solitaria de mi vida esta canción me quemó el pecho marcándome con su certero y patético fogonazo. Hoy todavía, cuando la escuchó de nuevo, me invade una repentina oleada de desazón escalofriante. (Sólo Vallejo, años más tarde, me golpearía con idéntico cataclismo existencial: ¿Acaso existe un punto, una zona del espíritu donde la desamparada hambruna del peruano y la tuberculosis carcelaria del español se tocan y confunden? Umbrío por la pena, comienza cantando con enronquecida y casi recitante voz Serrat, casi bruno/ porque la pena tizna cuando estalla/ donde yo me hallo no se halla/ hombre más apenado que ninguno/. Y luego, el piano, que con sus declinantes notas, pareciera bajar a los más oscuros sótanos de la desangrada alma del poeta. Finalmente, en tres únicos versos y en una magistral musicalización de los mismos, toda la agonía, toda la desesperanza, de un solo golpe, de la vida, pasión y muerte de Miguel Hernández: No podrá con la pena mi persona/circundada de penas y de cardos/ ¡Cuánto penar para morirse uno!.
Debo repetirlo: un verdadero trago de vidrios es esta canción. Contrariamente, La boca, Para la libertad y Romancillo de mayo son, me parece, las más alegres y vitales de este excepcional álbum serratiano. Hay, en dos de ellas, una cierta tendencia folklorizante que, poco antes, se había americanizado en Mediterráneo. La boca, con su cristalino jugueteo de flautas, con su precisa armonía del verso y la música, es, pese a su apacible aire mortuorio, una pieza incansablemente deliciosa. Para la libertad, llameante canto libertario, acto de fe por aquello por lo que el poeta sangra, lucha y pervive. Y luego, la más retozona, la más repleta de jubilosa virilidad pastoril: Romancillo de mayo: exaltación gozosa de la naturaleza fecundante. Esta canción al igual que las otras permite de veras un alivio aireante en medio de tanta cerrada sombra que destila el disco.
Vendrán después Nanas de la cebolla, acaso el más celebre poema del poeta y la más larga canción del cantante, El niño yuntero y finalmente Llegó con tres herida (la de la vida, la del amor, la de la muerte).
Calmo y enternecedor, desahuciante y funeral este disco de Joan Manuel Serrat.
Desde esa noche en que lo escuché por vez primera han corrido muchas aguas bajo el puente de mi vida. He sido testigo, en posesión de mayores armas, de su rico y gradual crecimiento.
Siempre lo he dicho: Serrat es punto de partida y baluarte de ese fenómeno poético-musical que en América Latina alcanza su más alta expresión con la Nueva Trova Cubana. Ha sido, también, junto con Paco Ibáñez, quien más y mejor ha contribuido a la divulgación masiva de la tradición lírica española. Y dentro de este mundo hispanoamericano, plagado de infamias y grandezas, de glorias y tradiciones, el hombre y el músico y el poeta se han legítimamente politizado. Y con lo más espigado de su talento, nos ha cantado asimismo en su momento, desde su tupida barricada anti-imperialista, que El Sur también existe.
El acto de complicidad, entre el artista y su escuchante, sigue hasta hoy consumándose.
Sin embargo yo siempre vuelvo, testarudo masoquista que soy, a escuchar a Miguel Hernández.
Y es que este disco, en definitiva, no es sino eso: el rescate en tiempos de azoro, desesperanza pero también aluvión optimista, de la bizarra condición de la poesía.

*Poeta y narrador guatemalteco que residió exiliado con su familia en Mérida. Actualmente dirige la Revista de la Universidad de San Carlos.
"En esta vida lo importante no es lo que te ocurre sino cómo lo afrontas" JMS

Avatar de Usuario
Jaumequalsevol
Serratiano Master
Mensajes: 1853
Registrado: Mié May 30, 2007 9:10 pm
Ubicación: Cervelló (Barcelona)

Re: Miguel Hernández

Mar Feb 03, 2009 9:59 pm

Aquí os dejo el soneto "Umbrío por la pena", recitado por el que fuera gran actor Paco Rabal en su conocida faceta de rapsoda. http://www.megaupload.com/es/?d=8GWM6RPF

Transcribo la letra porqué se trata de una versión algo distinta de la cantada por Serrat. Aunque en mi libro de Miguel Hernández figura la versión que canta Serrat, en Internet he encontrado en diversos lugares esta otra versión, por lo que cabe pensar que quizá hiciese dos versiones en distintos momentos.


Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla,
donde yo no me hallo no se halla
hombre más apenado que ninguno.

Sobre la pena duermo solo y uno,
pena en mi paz y pena en mi batalla,
perro que ni me deja ni se calla,
siempre a su dueño fiel, pero importuno.

Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno.

No podrá con la pena mi persona
rodeada de penas y de cardos:
¡cuánto penar para morirse uno!
Saludos,

Jaume

Vídeos cortos (canciones) : https://www.youtube.com/user/jaumequalsevol
Vídeos largos (recitales, programas varios, ...) https://www.youtube.com/channel/UC9_-nm ... PnSstFQu3A

Ja no vull allistar-me sota de cap bandera...

Volver a “Poetas y Músicos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado